justicia

CARGAS FAMILIARES EN PROCESOS DE DIVORCIO

 

LAS CARGAS FAMILIARES EN LOS PROCESOS DE DIVORCIO

Son muy comunes las discusiones que se plantean en los procesos de separación y/o divorcio cuando ambos cónyuges se plantean a quién de ellos corresponde la asunción de determinados gastos que, antes de la ruptura, eran abonados por ambos sin ningún problema. A esta problemática ayuda la disparidad existente en las Resoluciones que dictan los Juzgados de Familia y, más aún, las Audiencias Provinciales.

Sin ánimo de profundizar en el tema con pesadas teorías jurídicas, sino de servir de ayuda a aquéllas personas que puedan necesitar algo de luz al respecto, podemos indicar lo siguiente:

* Cuotas de Hipoteca.- Deberá ser abonado por ambos cónyuges al 50% cada uno, pues no es una carga familiar sino de la sociedad de gananciales o proindiviso, en su caso.

* Comunidad de Propietarios.- Las cuotas ordinarias de la comunidad de propietarios será mensualmente pagada por aquél cónyuge que disfrute del hogar familiar, es decir, al que se le atribuyó el uso y disfrute del mismo pues supone la contraprestación al uso de las zonas comunes del edificio. En el caso de cuotas extraordinarias y/o derramas para invertir en la mejora del edificio entiendo si deberían ser abonadas al 50% entre los cónyuges pues supondrá una mejora de la propia vivienda familiar.

* Seguro del Hogar.- Al proteger el bien inmueble deberá ser abonada por ambos cónyuges al 50%, aún cuando existen algunas Sentencias –pocas- que le atribuyen el gasto al cónyuge usuario de la vivienda.

* Reparaciones Ordinarias en la Vivienda.- Serán pagadas por aquél cónyuge que disfrute del hogar familiar, es decir, al que se le atribuyó el uso y disfrute del mismo.

* Vado de Vehículos.- Serán pagadas por aquél cónyuge que disfrute del hogar familiar, es decir, al que se le atribuyó el uso y disfrute del mismo.

* IBI.- Será abonado por ambos cónyuges al 50%.

* Tasa de Basuras.- Serán pagadas por aquél cónyuge que disfrute del hogar familiar, es decir, al que se le atribuyó el uso y disfrute del mismo.